domingo, 12 de febrero de 2012

Pastel de San Valentín

Las entradas de hoy y la de mañana, van a ser dulces. Para algunos de vosotros será una receta ideal para el Día de los Enamorados, y para otros, será el mero hecho de disfrutar de un buen dulce.

DÍA DE SAN VALENTÍN: 

El Día de San Valentín es una celebración tradicional de países anglosajones que se ha ido implantando en otros países a lo largo del siglo XX principalmente en la que los enamorado, novios o esposos expresan su amor y cariño mutuamente. Se celebra el 14 de febrero.
Personalmente, no soy partidaria de celebrar este día, ya que soy de las personas que piensan que el hecho de demostrar nuestro amor a la persona amada, hay que hacerlo todos los días del año. Pero me resulta curiosa la tradición que existe en Japón: son las mujeres quienes regalan chocolates a los hombres, ya sean sus familiares, amigos o compañeros de trabajo. Pero todos hechos a mano, poniendo a prueba toda su creatividad.

PASTEL:

Al final, ha sido mi madre, María quien ha hecho la receta del pastel. Y yo os daré la otra alternativa para quienes no lo celebréis. Espero que disfrutéis con las dos recetas.

María: Hoy voy a daros una receta muy sencilla  para un delicioso pastel de San Valentin. He puesto un poco de imaginación y, ¡Tachán! aquí esta mi tarta:  Es un bizcocho con glasa real y unas chuches decorativas de azúcar.
Para el bizcocho, he pensado en el de yogurth, que es muy fácil.

 INGREDIENTES:

  1 yogurth de limón o natural, 3 vasos de harina (la medida es la del mismo vaso de yogurth), 2 de azúcar, 1 de aceite de girasol, 3 huevos, ralladura de un limón, 1 sobre de levadura royal.
     Para la glasa: 1 clara de huevo, 200grm de azúcar glass, 4 gotas de zumo de limón (si sale muy líquido para vuestro gusto, le podéis poner más azúcar para que espese un poco.

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 180º. Cogemos un molde para bizcocho, lo untamos con un poquito de aceite y le espolvoreáis harina (podéis probar a untar el molde con mantequilla). Es básicamente, para que después no resulte complicado desmoldar el pastel.

En el vaso de la batidora, ponemos los huevos, el yogurth, el azúcar y la ralladura de limón (si el vaso de la batidora es demasiado pequeño podéis usar un recipiente que sea profundo). Batirlo todo hasta tenerlo bien mezclado. A continuación echamos el aceite, y volver a mezclar. Por último añadir la harina y la levadura, y batir hasta que quede una mezcla homogénea.
Ponemos la mezcla en el molde, y al horno. Unos 45 minutos. Para ver si está hecho tras el tiempo estimado, podemos introducir un cuchillo o un pincho; si sale manchado, es que aún no está acabado. En ese caso, le pongo un trozo de papel de aluminio que lo cubra, ya que puede estar dorado por fuera, para que no se queme. Cuando el cuchillo sale limpio, está listo!

Lo dejamos enfriar. En esta ocasión, yo misma, para darle  forma de corazón, he puesto un papel encima del bizcocho, a continuación he dibujado un corazón, luego lo he recortado, lo he puesto encima del bizcocho, y con el cuchillo le he dado la forma. A no sé que tengáis un molde con forma de corazón, que sería lo ideal.


 PREPARACIÓN DE LA GLASA REAL: 

El azúcar glas podéis encontrarlo en cualquier supermercado. Pero como estamos en tiempos en los que hay que economizar, tenemos la opción de hacerla nosotros mismos. Para hacerla, tenéis que tener una batidora de vaso, a la maxima potencia, hasta que veáis que el azúcar se haga polvo. Cuando el azúcar esté lista, añadimos la clara de huevo y 4 gotas de zumo de limón. Lo batimos bien hasta que la crema esté hecha en aproximadamente 1 minuto.ste echa la glasa en un minuto aproximadamente.
Volcamos la crema poco a poco en el bizcocho frío hasta que quede todo cubierto. La decoración puede ir a vuestro gusto, echadle mano a vuestra imaginación. Podréis sorprenderos con vosotros mismos.



María.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada